• Horario: L - S 08AM - 07PM - D 10AM - 01PM |
  • +57 1 245 6813 |
  • 300 784 1724 |
  • medicoveterinario@teusavet.com.co |
  • Diagonal 42A No. 20-11 - Barrio La Soledad

Blog

¿Qué hacer para que mi perro no sienta ansiedad cuando salgo de casa?

¿Qué hacer para que mi perro no sienta ansiedad cuando salgo de casa?

Hoy tenemos para ti un artículo en el que encontrarás información sobre las posibles causas de la ansiedad en los perros y algunos consejos de cómo resolver esta situación desde casa; en caso de que el asunto se vea difícil de resolver, es necesario recurrir a un profesional.

La conducta de ansiedad en los perros se debe a diferentes causas, entre ellas: la separación del dueño; generalmente ocurre cuando su dueño debe salir y se manifiesta en conductas como ladridos desesperados, salivación excesiva o destrucción de objetos. En cualquier caso, cuando detectas comportamientos relacionados con ansiedad, es necesario que busques ayuda profesional o que sigas algunos consejos de como tratar este problema en tu mascota.

Dentro de la etología clínica canina, la ansiedad por separación en los perros es un problema comportamental que se presenta cuando los perros se quedan solos o cuando se separan de sus “personas de referencia” por largos periodos de tiempo, ya sea en el día cuando sus dueños deben salir al trabajo o cuando los dejan encargados porque salen de viaje. Esto ocurre porque su mascota se anticipa a situaciones de amenaza y siente miedo de manera constante por tener que quedarse solo y por ende sin protección; por esa razón hay muchos que se sienten en peligro aún cuando el propietario todavía no ha salido de la casa.

Causas de este comportamiento en los perros:

No hay un lista definida o definitiva de las causas de la ansiedad en los perros, pero si hay unas situaciones claras que derivan en ese comportamiento. La causa principal es la de la separación del dueño, pues el perro doméstico es un animal social y por lo tanto necesita una persona o grupo de referencia que le brinde protección.

Otras causas son: el hiperapego patológico hacia sus dueños; el destete precoz, es decir, que se ha separado al cachorro antes de las 8 semanas; que en ausencia del dueño se haya presentado una situación que le generó mucho miedo; también los cambios en la dinámica familiar, como traslados o cambios en las rutinas y también los vínculos inseguro con su dueño.

Los síntomas de la ansiedad en perros:

  1. -Cuando observe alguna de las siguientes conductas, pueden ser indicio de que su perro está pasando por una situación de ansiedad.
  2. -Destrucción de partes de la casa: cuando destruye cortinas, persianas, puertas o posibles salidas; sin que la intención sea estrictamente el dañar sino buscar la manera de volver a ver a su dueño.
  3. -Vocalización excesiva: cuando tu mascota ladra demasiado o emite aullidos desesperados antes y/o después de que sales de tu casa.
  4. -Eliminación irregular e inapropiada: al decir “irregular” nos referimos a que sus heces no son normales en cuanto a aspecto y coloración; y eliminación “inapropiada” quiere decir que se orina en cualquier parte de la casa.

Otros síntomas secundarios pueden ser: falta de apetito, salivación excesiva, hiperventilación, problemas gastrointestinales, actividad motora alterada, entre otras.

¡Consultar a su veterinario de confianza en caso de ser necesario!

¿Qué debo hacer si mi perro sufre de ansiedad?

Para esta situación se debe tener en cuenta que hay maneras de tratarla desde el hogar y que en otro casos más difíciles se debe consultar con un especialista para que le recomiende el tratamiento adecuado y de esta manera, evitar cometer errores que puedan empeorar la situación.

  1. Actividades de estimulación física y mental: Actividades de recreación donde se motive al can a mejorar habilidades motrices y mentales que tienen como resultado la disminución de estados de ansiedad.
  2. Terapia para tolerar la separación: una de las formas es hablar con el can antes de salir y tranquilizarlo; hablarle de manera tranquila y explicarle… si, explicarle!, que usted volverá, que no debe preocuparse y poco a poco se tranquilizará. Al llegar a casa es recomendable saludarlo de la misma manera, con tranquilidad; evitar la indiferencia porque puede aumentar ese estado dañino.
  3. Psicofármacos: Es un tratamiento adicional, solamente en los casos en que sea necesario según criterio del veterinario.
  4. Feromonoterapias: Productos relajantes, no son fármacos, que resultan muy útiles a la hora de reducir niveles de ansiedad, como complemento a terapias de modificación de conducta como la que se menciona en el segundo punto.